En el Nuevo Milan

Vincenzo Montella firmó un nuevo contrato como entrenador del AC Milan hace escasos siete días después de completar una temporada que evidencia su capacidad como técnico y su margen para la mejora. El Milan 2016/17 arrancó bien y dejó algunos trazos interesantes que le situaron en la cabeza del campeonato, pero la falta de calidad y su inercia competitiva, dentro de un ciclo de tres temporadas sin jugar en Champions, terminó por recortar las aspiraciones y reducir su techo futbolístico. Terminada la temporada, cerrándose la etapa Berlusconi, el conjunto rossonero no comienza un proyecto más. Con la juventud de algunos de sus futbolistas, los primeros movimientos buscan rendimiento inmediato. Y lo primero ha sido mirar a su zaga.
Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
El técnico napolitano creó un sistema de cierto equilibrio que saliera jugando desde atrás, o que al menos pudiera hacerlo, pues no siempre fue así, en el que no quedaran expuestas algunas debilidades. Viendo jugar al Milan se observaban intenciones interesantes que tuvieron su traducción en una efectividad de mayor valor que la productividad ofensiva del equipo. En resumen, en el Milan faltaba calidad, en casi todas sus líneas, pero más en mediocampo y defensa. La llegada de Mateo Musacchio y Ricardo Rodríguez, por nivel y edad, destacan por lo que pueden ofrecer desde ya a una línea defensiva que ha rotado mucho en la búsqueda de un rendimiento que necesitaba una mejora.

La llegada del defensor argentino debe ser vista con muy buenos ojos. Si bien formó parte, en las últimas temporadas, de un Villarreal cerrado y abrigado, Musacchio puede defender de diversas maneras. Cuando Montella opta por alinear a su central más capaz con la pelota, Alessio Romagnoli, lo empareja con un marcador, sea Paletta o Zapata. Su central diestro es el encargado de corregir y anticipar, cualidades que van de la mano de Mateo. Aunque irregular en algunos momentos de su trayectoria en Castellón, Mateo Musacchio es muy completo: puede defender arriba, cerrar espacios, recuperar metros o imponerse en el área pequeña. En la suma de físico, talento y mentalidad, el movimiento suena realmente bien para San Siro.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Similar, muy similar suena lo de Ricardo Rodríguez. El suizo, otro de la generación del 92, parece destinado a darle a los lombardos posibilidades en las dos mitades. Esa banda, la que ha ocupado Gerard Deulofeu en el segundo tramo de temporada, no ha visto a su lateral involucrado con continuidad en el juego ofensivo del equipo. Aunque también irregular tomando decisiones, su golpeo de balón y zurda en tres cuartos serán nuevos argumentos para Montella, en un Milan que puede estar ante una campaña para la que no empieza de cero y en la que quiere continuar con movimientos poco dudosos. El Milan ha comenzado a moverse con calidad contrastada.
Parecía un jugador con mucho más cartel y que, de salir del Wolfsburgo sería para ir a un equipo de Champions, y no a uno cualquiera sino a uno con aspiraciones. Sin embargo ha acabado en un AC Milan en horas bajas y que parece todavía lejos de recuperar su estatus entre los grandes del continente.